Si quiere conocer cómo trabajamos en La Venta Tabanera

En nuestro grupo tenemos claras 2 cosas desde que comenzamos a trabajar el primer día:

1 – Conseguir productos de primera calidad como lo hacíamos antaño.

2 – Ofrecer nuestros productos a un precio justo, de fábrica.

Y así, es como escogemos nuestra materia prima, con la que llevamos trabajando más de 20 años.

Comenzamos el proceso de elaboración con la selección de los cerdos grasos, alimentados naturalmente, castrados y de 130 Kg. en canal.

Con estos cerdos se obtienen carnes maduras y suaves, idóneas para la elaboración de lomos y chorizos. Con la utilización de este tipo de carne se aprecia un sabor natural, sin sabores extraños, de difícil identificación, como ocurre con los embutidos que cuentan con aditivos artificiales y no utilizan este tipo de cerdos.

Posteriormente, la matanza continúa siendo tradicional.

El chorizo de La Venta Tabanera se prepara con las mejores carnes de estos cerdos (jamón, paleta, cabeceros y pancetas), picadas y condimentadas en la proporción justa de pimentón de La Vera, sal y ajo.

Tras un proceso de curación lenta, a temperaturas muy bajas, se produce una fusión progresiva de todas las carnes que enriquecen el producto en sabor y calidad. El proceso tradicional de curado que dura 25 días en el caso de los chorizos y 90 en el de los culares, cabeceros, lomos.

La elaboración tradicional se lleva a cabo en las modernas instalaciones de La Venta Tabanera, homologadas para la exportación, con un control exhaustivo de la calidad, tanto de la materia prima (sin conservantes ni colorantes), como del producto terminado.

Así es como La Venta Tabanera consigue aunar en perfecta armonía, tradición y tecnología.

como-trabajamos

Nuestros orígenes